Consiste en la activación, mediante un masaje, de la circulación linfática. Se trata de mejorar la evacuación del exceso de líquido intersticial.

Existen diferentes causas por las cuales se produce un exceso de líquido:
 

  • Mal funcionamiento del sistema linfático
  • Embarazo
  • Insuficiencia venosa
  • Origen traumático: golpe, esguince...
  • Posquirúrgico